Salpicón querido que hoy ha evolucionado un poco más y nos lleva al paladar otros sabores.
Antiguamente en la gastronomía española este dichoso plato se elaboraba de las carnes desgarradas de los huesos una vez cocidos, y de cortes de ternera económicos. Una vez desmigadas se les agregaban un aliño de aceite, vinagre, sal y pimienta, con algún que otro ingrediente más, como por ejemplo, cebolleta o algún pimiento. Era considerado comida de recursos mínimos que acompañado con un buen chusco de pan quitaba el hambre a cualquier estomago que se apreciara.
Es muy común en Andalucía, en concreto Huelva y Cádiz, Cádiz costa del pescadito frito, ya les hablare de ello en muy breve.
Como no podría ser de otra forma, Cervantes lo nombra en su tan famoso libro Don Quijote de la Mancha con una frase así;
“Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados,…” Don Quijote de la Mancha, Cap. I
Existen investigaciones y referencias literarias que hablan del siglo XVIII era muy típico en las clases más humildes, por ser asequible a la mayoría de ciudadanos Españoles

Hoy en el siglo XXI el más común que puedes encontrar es el de mariscos, y hoy se lo presentamos con mucho aprecio, ya que lo comí desde mi infancia.
Se trata de una rica y refrescante ensalada de verduras crudas y mariscos cocidos con un rico aderezo y no podía faltar su hoja de laurel.
Aquí les dejo la receta que a pesar de que es muy fácil, merece ser transferida a todos ustedes.

Ingredientes:
Pimiento rojo 1un
Pimiento verde 1un
Cebolla morada 1un
Cebolla blanca 1un
Gambas cocidas 12un
Palitos de cangrejo 6un
Calamar 500gr
Mejillones 250gr
Laurel 2un
Aceite de oliva 125c.c
Vinagre de vino 25c.c
Sal c/s
Pimienta blanca c/s

Elaboración:
Colocaremos una olla con una pizca de sal y el laurel, una vez comience a hervir, colocaremos las gambas, las cocinaremos 30 segundos aproximadamente y les cortaremos la cocción con agua fría, en esa misma agua cocinaremos los mejillones durante también aproximadamente 30 segundos o un poquito más dependiendo del tamaño. Colocaremos el calamar y lo cocinaremos durante 2 minutos aproximadamente.
Una vez todos los ingredientes los mezclaremos con las verduras cortadas a dados de 2x2cm aproximadamente y lo aliñaremos todo. Lo mezclaremos bien y lo dejaremos en la nevera de 12 a 24 horas para que todo tome el sabor correspondiente.
Observación:
Podemos ponerle aceitunas negras y blancas para dar más color, pulpo u otro marisco al gusto de cada uno.

Buen provecho.

Abrir chat