En la ciudad de Valencia, se acostumbra a comer mejillones simplemente al vapor con algunas aromáticas o saborizantes. En el mediterráneo existe la clochina, de un tamaño más pequeño que el mejillón y de un sabor más intenso a yodo. Aquí les comparto una receta básica y no por ello menos rica que algunas otras que se realizan a lo largo y ancho de España.
Así es la gastronomía Española, simple pero sabrosa y con sus justos ingredientes.
Los mejillones siempre tienen que estar frescos y bien cerrados, si están abiertos han muerto y por ende es mejor no correr riesgo de comerlos por posible intoxicación.
Lavarlos bien con agua dulce y con la ayuda de una puntilla o cuchillo pequeño rascando la concha para que no tenga los típicos caracolillos que se adosan a las conchas.

Ingredientes:

Mejillones 1kl
Limón ½ un
Laurel 1 hoja
Ajo 2 dientes
Cayena seca 1 un
Vino blanco 75c.c
Pimentón dulce ½ cucharadita pequeña
Aceite de oliva 2 cucharadas

Elaboración:

Colocamos todos los ingredientes en una olla con tapadera a fuego fuerte, y cuando salga vapor por el lado de la tapa, sujetándola le damos un par de azotes arriba y abajo, arriba y abajo y dejamos 1 minutos más al fuego le damos otro azote, dejamos un minuto más y listo. En cosa de 4 minutos de cocción están listos para servir.

Observación:

La forma de comerlos, es cogiéndolo y separando las dos conchas y con la que tiene la molla adherida y usando de tipo cuchara cogemos caldo y pa dentro. Así de simple. Comiendo la molla con el caldo saborizado y rico.

Abrir chat