El hígado, es un alimento muy completo para dárselo a niños y ancianos, ya que tiene muchas vitaminas y ayuda al crecimiento de los pequeños, y evita la anemia en niños y fortalece a los mayores.
El hígado siempre se consumió debido a lo que comentamos arriba, y a las tradiciones más españolas de la gastronomía. El más conocido es el que presentamos hoy.
Es tan conocido en España como la sangre porcina encebollada, un plato muy muy Ibérico.
Además de que los costos son muy bajos, y de un sabor increíblemente bueno. Podemos dejar llevar la imaginación y realizar ricos platos.
Sugerencias:
Empanado, en arroz, con pasta, bocadillos, acompañamientos, tapas, pinchos etcetc.

Ingredientes:
Hígado 1 kilo
Cebolla 2 kilos
Ajo 5 dientes
Laurel 1 hoja
Vino blanco 200c.c
Aceite de oliva 125 c.c
Sal c/s
Pimienta negra molida c/s

Caldo de cerdo:
Espinazo 500gr
Puerro 1/2 unida
Zanahoria 1 un

Elaboración del caldo:
Llevaremos a cocción desde frio durante 2 horas a fuego medio

Elaboración:
En primer lugar cortaremos la cebolla juliana y con una pizca de sal, el laurel, ajo y 1/3 del aceite la pondremos a cocinar a fuego medio en una cazuela. Mientras tanto, cortaremos el hígado a rodajas de aproximadamente 1.5cm, las salpimentaremos y las pasaremos levemente por harina y las freiremos por ambos lados con el aceite restante en una sartén y las reservaremos.
Una vez todas las rodajas sofritas las colocaremos en la cebolla una vez esta tenga ya un color marroncito del caramelizado de sus propios azucares, lo mezclaremos bien y agregaremos el vino blanco y taparemos la cazuela poniéndola a fuego bajo durante 3 minutos Seguidamente agregaremos 500 c.c de caldo de huesos de cerdo y dejaremos cocinar durante 15 minutos aproximadamente. Rectificaremos de sal y serviremos.

Abrir chat