El postre que comparto hoy con todos ustedes, se trata de un postre muy pero muy de la gastronomía valenciana, con más de mil años de historia, si leíste bien con más de mil años de antigüedad. Ya que procede de la época en la que vivieron los árabes en tierras Valencianas. La tierra que me vio nacer en el año 1976.
Es un postre muy común en zona del sur de valencia interior, Xativa, Ontinyent y alrededores, que por cierto zona molt chula, viví en Onteniente un par de años, tiempos de muchas y grandes experiencias profesionales y amistosas.
Este dulce es conocido también por calabaza santa por las fechas en las que se realiza comúnmente.
Es típico en época de semana santa, debido a que se realiza con calabaza y ella contiene mucha energía, pudiendo en esos días de no ingesta de carnes darnos una potencia energética muy acorde. También se puede elaborar con un porcentaje de boniato (patata dulce blanca) parecido o mejor dicho hermano de la batata aquí en Argentina.

Ingredientes:

Calabaza asada escurrida 500gr
Boniato hervido escurrido 500gr
Azúcar 400gr
Almendra molida 400gr
Yemas de huevo 4 un
Ralladura de un limón 1 un
Cucharadita de canela al gusto

Elaboración:

La calabaza y el boniato los podemos tanto hervir como asar, a mi gusto queda mejor asándolos, ya que tampoco se pierde sabor del mismo.
Una vez asados y atemperados se mezclan con las yemas, la ralladura del limón, la canela, la almendra molida y el azúcar. Lo ponemos en las cazuelitas y lo decoramos con los frutos secos enteros y un poco espolvoreando con azúcar y canela al gusto.
Lo llevaremos al horno a 160ºC durante aproximadamente 25 o 30 minutos hasta quedar una costra en la mezcla y un tono dorado los frutos secos, siempre dependiendo del horno que utilicemos.
Dejamos enfriar y a comer.
Bon profit

Abrir chat