Una vez más el chef Salvador Ramirez, sorprendió a la audiencia que asistió al sorprendente evento gastronómico que tuvo lugar en el emblemático Club Español de Buenos Aires.

El chef valenciano haciendo gala de sus habilidades culinarias vislumbró en el salón colmado de participantes con la finalidad de transmitirles los conocimientos y las raíces pertenecientes a la Cultura Valenciana de la Paella.

Los que presenciaron tan agraciado evento   vinieron de todos los rincones porteños, buscando ese algo de la cultura española que acarrean consigo en los genes de sus antepasados españoles sobretodo gallegos, asturianos y vascos que desembarcaron en este próspero suelo argentino.

El emblemático Club Español, un majestuoso edificio ubicado en la calle Bernardo de Irigoyen considerado patrimonio de la ciudad, fue la sede escogida para realizar este agradable evento.

Con una vista impactante desde la terraza del Salón Autonomías en el cuarto piso sobre la espléndida avenida 9 de julio,   se contempla la obra realizada por el gran artista catalán Torcuato Tasso al pie de una bella cúpula, donde el Genio Alado estatua de bronce se predispone a volar.

La decoración del salón con sus mesas vestidas de manteles blancos como la nieve y con sus centros de mesa florales naturales que irradiaban los colores de las banderas de Argentina y España, otorgaban armonía al ambiente ya cálido.

Cada comensal tenía a disposición un recetario con las elaboraciones que iría realizando el chef Ramírez en vivo y directo y las imágenes reflejadas en el proyector eran tomadas por una cámara que captaba los primeros planos de las esquiciteces elaboradas por el profesional maestro culinario.

Además de sorprendernos con sus recetas culinarias el chef Salvador Ramirez incursionaba con sus innumerables anécdotas de su historial de vida transcurrida en varias partes del mundo y  bocado tras bocado nos alegraba la velada con alguna que otra sonrisa que sacaba a la gente con su intrépido humor, ya que posee una personalidad carismática con una notable dote de showman.

Hizo referencia de las variedades de caracoles, especialmente  las de vaquetas finas, y de como su padre le enseño en cuales zonas particulares se recolectaban y en qué momento encontrarlas además de transmiterle todos los secretos de la sabiduria que se divulgaba de abuelos a hijos y de hijos a nietos.

A la vez de ser un evento particularmente interesante, se muestran unos audiovisuales didácticos y muy divertidos.

Mientras el chef valenciano comentaba sobre las técnicas necesarias para hacer una correcta elaboración del arroz, desde la cocina en tiempos alternados y sincronizados salían los camareros con deliciosos bocados, como jamón a la catalana, escalibada de verduras, tortilla española y choricitos a la sidra, además de la formidable paella valenciana y del exquisito arroz del señoret.

Todo ello regado en un primer tiempo con un fresco vino blanco chardonay, y en un segundo tiempo maridando con un vino tinto malbec integrando el todo con muy buen criterio.

Como cierre del evento se entregaron unos elegantes certificados  de asistencia a la Master Class donde cada participante al recibirlo era agasajado por unos calurosos aplausos por los compañeros del evento.

Muchas gracias Salvador Ramirez por la cordial invitación a tal grata velada.

Abrir chat